Abundio Matas, S.L.
CL Las Matas, 34
37730-Ledrada
Salamanca-Spain
TEL.+34 923591054
Info@abundio.com

Nutrición y Salud

La dieta mediterránea es un estilo de vida beneficioso para la salud y el bienestar de las personas. No solo contempla aspectos nutricionales, considera igualmente importantes otros aspectos como la actividad física moderada, el descanso adecuado o la convivencia.

 

La dieta mediterránea además de ser completa y equilibrada, con un aporte adecuado de macro y micronutrientes, se caracteriza por su amplia variedad de alimentos de alto valor biológico, su bajo contenido en ácidos grasos saturados y alto en monoinsaturados, su alto contenido en carbohidratos complejos y fibra, y por su riqueza en sustancias antioxidantes.

 

 

La dieta mediterránea da prioridad a los alimentos tradicionales, por ser respetuosos con el medio ambiente y la biodiversidad ,y por la forma de ser consumidos.

Los productos curados de cerdo ibérico son un claro ejemplo de este tipo de alimentos:

-han sido durante siglos la fuente principal de proteína animal en amplios territorios de la cuenca mediterránea,
-la cría de cerdo ibérico en la dehesa contribuye a la preservación del medio ambiente y de los paisajes mediterráneos,
-tras su elaboración se conservan la calidad nutritiva y el importante contenido en micronutrientes de la carne de cerdo ibérico,

 

-la matanza fue una labor obligada en muchos hogares que aseguraba la disponibilidad de carne durante el año; en ella se preparaban las salazones cárnicas y se hacían los embutidos. Una parte se consumía el mismo día de la matanza y servía para hacer una fiesta con los familiares y vecinos que ayudaban en las tareas. Los tiempos han cambiado y las matanzas tradicionales solo persisten en algunas zonas rurales, pero si es verdad que no hemos renunciado a la satisfacción que nos produce el compartir un buen plato de jamón o embutido de cerdo ibérico, siendo estos productos recurrentes en celebraciones y reuniones de amigos.

 

Propiedades nutricionales:

-La proteína que aportan es de alta calidad con un valor biológico del 80% (el de la soja es un 61%) y de mayor digestibilidad que la de la carne debido a la proteolísis que se produce durante la maduración.
-El perfil lipídico coincide con lo que hoy consideramos una grasa saludable, por su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, y menor contenido de  ácidos grasos saturados. En cuanto al colesterol su tasa es inferior a la de carnes blancas como el pollo.
- Dentro de los micronutrientes destacan como fuente de vitaminas B1,B6,B12 y ácido fólico beneficiosas para el sistema nervioso y la vitamina E con efecto antioxidante. También son ricos en minerales como hierro, fósforo, potasio, magnesio y zinc.

Respecto a la sal y a sus efectos perjudiciales sobre la salud existen estudios científicos experimentales( no observacionales), que relacionan el consumo diario moderado de jamón ibérico con una disminución significativa de la hipertensión arterial.

 

Todas estas atribuciones que tenemos claro para el jamón ibérico, para los embutidos nos surgen dudas. Dentro de la definición de embutidos se encuentran una amplia gama de productos que difieren mucho entre sí tanto en ingredientes como en procesos de fabricación y a pesar de ello se tiende a incluirlos a todos, sin distinción, dentro de los productos poco saludables por ser excesivamente grasos y con elevada proporción de ácidos grasos saturados.

 

Nuestros embutidos ibéricos proceden de carne de cerdo ibérico criado en la dehesa, se hacen diferentes grados de picado según tipo de embutido, se le añaden especias y se le somete a un proceso de curado y secado maduración. No se le añade tocino a la carne antes del picado, sino al contrario, se le retira según necesidad  parte de la grasa   que recubre las piezas cárnicas, de forma que la porción comestible se asemeja en proporción de lípidos a la porción comestible del jamón. Esto hace que sea un producto con el mismo perfil lipídico que tiene el jamón ibérico y con una proporción de grasa igual o inferior a la del jamón, por tanto podemos decir que es igualmente saludable.


 
<< Volver
Usamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras. Mas información.